Crecer

Quizás muchas veces nos empeñamos en mantener en nuestras vidas a personas que quizás no deberíamos mantener.

A todos os ha pasado alguna vez, seguro, tener que “pelear” por querer mantener a alguien en tu vida, lo típico que se dice de uno de los dos tendrá que hacer que sigamos caminando juntos en esta vida.

Muchas veces me pregunto, ¿compensa? ¿Compensa esa lucha constante? 

 

Poco más que decir.

Gracias por leer.

Anuncios

Y de golpe.

De golpe ves la luz, ves la solución que hacía dos segundos creías imposible, seguro que os ha pasado. 

Y en mi caso te pones a escribir, a escribir tus sentimientos, lo que crees haber hecho mal y lo que esperas de los demás, en mi caso tiene nombre y apellidos.

Y dices por qué no, abres conversación de la forma más tonta posible, y le preguntas si quiere leer tu corazón, tus sentimientos y le envías lo escrito. Y te quedas relajada y esperando que no se vaya.

Porque hay personas que en muy poco tiempo se convierten en muy importantes en tu vida. Sin desbancar a las que estaban antes claro. Y te preguntas cómo puede ser posible. No lo sabemos, pero lo es.

  

Gracias por leer.